La última vez

La última vez que te dije adiós, me pasó como a todos, no sabía que era la última vez.

Esa mañana habíamos estado hablando y fue necesario el vernos durante el día, comimos, hablamos, reímos, convivimos como nunca sin saber que sería el inicio del “para siempre”.

Su sonrisa era natural, sus ojos más hermosos que otros días a pesar de que mostraba un marco de piel oscura, que solo hablaba de cansancio y quizá de alguna u otra lágrima derramada la noche anterior.

No, no sabíamos que era la última, no sabíamos que el inicio del lunes sería con un llamada, una llamada que estremece el cuerpo cuando escuchas qué timbra el móvil en la madrugada interrumpiendo el sueño.

Te habías ido, sin decir adiós claramente, nos dejaste un legado, nos dejaste un amor, nos dejaste aquello en lo que todos creemos, Fe en un Dios, que con mucho amor y regocijo nos consoló.

La última vez que te dije adiós no sabía como todos que era la última vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s