Asustada / Diario de una cobardía 

Te escribo desde este lado, del lado donde mi estado natural es estar nerviosa y sonriente.

Una mezcla poco común.

No encuentro la solución o no la quiero encontrar, mariposas se elevan por mi cuerpo, no deseo controlarlas, me  gusta que nazcan. En su capullo dejan miedo, un miedo que intenta paralizar-me.

Hay mucho que perder, aunque también hay más por ganar. Va demasiado rápido, cada parpadeo son siglos de conocimiento, el concepto de tiempo está en juego… No es lo que yo pensaba, no es lo conocido.

Me siento bloqueada, arrebatada… Descubro que lo que yo consideraba mío, no lo es, se lo ha llevado todo, entre sus sonrisas, sus comentarios acertados, el tiempo con el que se dedica a leer cada centímetro irracional de mi ser, no es normal, no es una costumbre, es su manera de ser.

______________________________________________________________

Continuación de Incoherencias de Febrero, sino sabes de lo que hablo, te invito a visitar mi facebook 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s