¿Cómo se dice? Muchas gracias.

Hablemos de agradecer.

Crecí con la frase “¿Cómo se dice?”, seguida de un “Muchas gracias” después de que alguna persona me obsequiaba algo, ya sea un dulce, una manzana o me cedía el lugar en el camión, a mi corta edad no entendía que el “Gracias”, es una palabra tan fuerte como el “Amor”, ambas son pequeñas, pero su significado es muy grande, solo sabía que lo tenía que decir después de un buen acto hacia mi persona, pero eso cambio con el paso del tiempo.

La definición de Gracias, no la tengo clara, más si el sentimiento que este produce, es automáticamente una sonrisa en mi rostro y un cálido abrazo en el corazón, por ejemplo, estaba en la primaria y perdí mi caja de colores, no sabía cómo enfrentar tal cosa, pues era pequeña y entendía lo mucho que les había costado a mi familia poder comprarme mis útiles, así que fui con mi hermana y le comenté mi triste historia, ella para solucionarlo me llevo a comprar de nuevo mis colores, ese gracias, fue regalado desde el fondo de mi corazón.

Ya más grande, cuando estaba en la universidad, tenía que entregar tres proyectos en la misma fecha, me esforcé lo más que pude, sin embargo, no lo logre y en uno falle, era mi último semestre y eso significaba que no podía graduarme… El maestro comprendiendo, me dio oportunidad de entregarlo, dos días después, el sentimiento de agradecimiento fluyo en mí.

Por último, uno de los más complicados, terminar una relación en la cual me veía para toda la vida, era la primera vez que me entregaba sin temor, sin máscaras y me amaban, o por lo menos así lo sentía, el resultado fue, tiempo después, en separación, yo no lo entendía, mi corazón no sabía porque nos habíamos separado, aún un año después estaba dispuesta a regresar, era el hombre de mi vida. Actualmente agradezco como termino todo, pues en definitiva vivía en mi mundo rosa, donde no pasaba nada y todo era muy utópico, por eso no funciono, todo era realmente perfecto, ambos cedíamos para no lastimarnos, no importando que eso significará hacer cosas que no deseábamos. Fue una gran lección, que me enseño a valorarme y entender lo que realmente busco en la vida.

El agradecimiento, definitivamente es un regalo para el alma, viene en diferentes tamaños y con algunas mascarás algunas veces, ¿Tú recuerdas cuando fue la última vez que te sentiste agradecido? Cuéntamelo, me encantaría saberlo.

Con amor.

Tu amiga Ruth.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s