El perdón y la Navidad 

Las cosas cambian, cuando perdonamos.

Así de siempre y así de sencillo, la palabra perdón es tan fuerte, como amor, odio y rencor, son cortas y con mucho peso, tanto que no podemos dimensionar todo lo que conllevan:

-Te amo de aquí a la luna, de ida y vuelta.

-Me perdono, por juzgarme tan fuerte.

-Le tengo rencor desde hace cinco años.

Son algunas de las frases con las que no dimensionamos nuestras acciones. En este mes, diciembre, vemos y escuchamos que es tiempo de dar y recibir amor, tiempos de esperanza y sobretodo de mucha unión, pero, realmente hacemos algo diferente que en otras épocas ? Claro, compramos regalos, que simbolizan el amor que les tenemos a los demás y también a nosotros, pues nos encanta tener objetos materiales a causa de un algo. Sin embargo, lamento decirte que esto no lo es todo, está vez, te invito a aprovechar esta “buena vibra” que se tiene en todos lados y nos pongamos a hacer instropección y nos amemos, nos demos ese regalo, que en verdad, tiene un valor invaluable.

Tienes la oportunidad de perdonarte por levantarte tarde hoy, pues no dan ganas de ir a trabajar con este clima, por no comer sano, por no hablarle a tus seres queridos o mejor aún, por no visitarlos desde hace tiempo, por aquella mañana cuando no le diste los buenos días a tu acompañante de vida o  quizá cuando olvidaste decir “que rica está la comida” cuando prepararon tu platillo favorito; pero, quizá pienses que estás cosas son tan pequeñas, que en realidad no necesites perdonarte, sin embargo, no necesitas haber matado algún ser vivo o dañado profundamente a otra persona para comenzar a tocar el tema del perdón,  desde las cosas más pequeñas, pueden hacerte cambiar la percepción, pueden cambiar tu vida.

Como bien lo dicen:

La práctica, hace al maestro.

Es necesario comenzar a practicar el perdón y claro, contigo, para después, poder llegar a perdonar a los demás. Te suena coherente ? Es muy similar a la frase de: no puedes amar, sino te amas a ti mismo (aunque en lo personal, estoy segura que van de la mano estos conceptos)

Está noche te invito a perdonar, a perdonarte por esas pequeñas “fallas” y comienza a quitarte culpas, que una vida con culpa, definitivamente no es vida.

Aceptas el reto ?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s