El peor deseo: Nunca cambies

Recuerdo de las primeras ocasiones en que leí ese comentario:

Por favor, nunca cambies.

Estaba en la graduación de la primaria y entre mis compañeros nos escribíamos  buenos deseos para el futuro: para la secundaria. Dentro de tanta tinta se podía distinguir, teléfonos, caritas y letras, entre ellas leí la frase y recuerdo que me sentí orgullosa, lo había hecho bien y no tenía por que cambiar.

Volví a estar en mi graduación, ahora, de la secundaria y el deseo, el deseo era el mismo:

Ruth, no cambies.

Sonreí, era una “linda” persona, de nuevo no necesitaba cambiar, ser de las primeras de la clase, saber que ingresaría a la preparatoria y me esforzaría el doble que en la secundaria para así poder tener un lugar en la universidad, lograr estudiar una carrera profesional y de esto trabajar toda mi vida, sí, ese era mi sueño y encontré la formula para alcanzarlo.

I’m a genius

Está por demás el decirles que en las siguientes graduaciones, leí lo mismo:

Vales mil, nunca cambies.

Gran amiga, nunca cambies.

Nunca cambies.

En esta ocasión, no tuvieron mucha importancia. Y dos décadas después de haberla leído por primera vez, me doy cuenta que es lo peor que te pueden desear:

En la primaria era la chica aplicada, pero agresiva que no se intimidaba de los niños, podía hacer todo por igual. En la secundaria, no necesitaba un novio que me resguardará, yo sola podía, competía y ganaba. En la preparatoria este “no cambio” me hizo ser un poco selectiva, hablarles a todos, pero considerar amigos a pocos… A pocas.

Piénsenlo, cuando les dicen eso o cuando lo mencionas, en realidad, Quieren qué no den el salto? ¿Qué sigan igual?, ¿Sin trascender?, mi madre decía:

“El agua estancada, se pudre”

Muévete,  cambia… Ponte retos nuevos; sino te gusta tu carrera, elige otra;  si quieres y puedes tener un año o mas de descanso aprovéchalo; busca inspiración en otra persona, ya sea reconocido mundialmente o importante para ti.

No te quedes ahí, no sigas con la actitud de una niña de primaria, cuando ya eres una mujer; no caigas en los mismos errores, experimenta haciendo algo nuevo, comienza por hacer algo nuevo y diferente.

Cambia… Por favor, cambia.

2 thoughts on “El peor deseo: Nunca cambies

  1. Leticia dice:

    Hola Ruth,

    Antes que nada, quiero decirte que me gusta mucho el cambio que le has dado a tu blog. Se ve mucho mas sencillo y limpio.

    Segundo, me ha encantado tu articulo. Nunca había pensado en esa frase “nunca cambies”, ahora que lo pienso, a mi también me la dijeron mucho, aun hay personas que me lo dicen. Cuando viajo a mi pasado, me doy cuenta que no quiero ser la persona que fui, al contrario de ti, era muy muy tímida, la chica que se conocía únicamente por tener buenas calificaciones, a parte de eso, siempre pase desapercibida. Vencer la timidez ha sido una lucha constante, pero he logrado un cambio y siempre que sea para bien, quiero seguir evolucionando el resto de mi vida.

    Bendiciones,
    Leticia

    Le gusta a 1 persona

    1. ruthvaletras dice:

      Hola Kamil,

      Muchas gracias por pasar, fíjate que tome las recomendaciones de mis amigos para darle organización al blog y al parecer funciona.

      Me alegra que te haya gustado y mejor aún , que nos nos quedemos sin cambiar 🙂

      Evolucionemos !

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s