Cosiendo la herida

Un día del 2013

No sabes como me gustaría durar en llamada muchas horas, no importando que tuviéramos que trabajar al día siguiente, pero no puedo hacer mucho cuando las respuestas se limitan a “bien”, no me gusta sacar palabras obligadas.
Me entristece que ya no sea posible, no moriré, pero este dolor que estoy permitiéndome sentir, es como si lo fuera.
Esta vez no dejare que me lleves a soledad, esta vez no quiero hacerlo y no lo permitiré. Me amo, tanto, que ya no soy la misma gracias a Dios, vuelvo al origen, a ese punto de inicio sin ti.

sewing-needle-541737_1280

//Aún recuerdo esta noche, cuando intentaba recuperar lo que ya estaba perdido, intentando coser cada herida, pero ya no era posible, nuestras vidas se habían separado y yo solo intentaba mantener algo, forzando a lo que yo conocía en ese entonces como amor. Triste mi alma estaba, pero aún así tenía mucha fe en lo que estaba por venir.

No estaba equivocada, sentí que morí… Pero también renací.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s