Dame

Dame de tu vida lo que ya no quieras,

dame de tu vida eso que casi ya no recuerdas,

dame de tu vida los cinco minutos que menos te gustan,

esos en los que debes de decidir si levantarte o seguir durmiendo,

o quiza los otros 5 minutos donde piensas que ponerte,

si la falda negra es perfecta o el pantalón café con aquella bufanda verde,

dame de tu vida los cinco minutos que menos disfrutes,

esos que no te pese desprenderte.

No pido mucho, pero no pido sobras,

pido el tiempo que dedicas a pensar en ti

el tiempo que pasa por tu mente ausente del presente,

sino de los minutos que pasan, sin saber de su existencia.

Con esos armare mi castillo, dentro de tu ausencia.

 

                                  Un día del 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s