Mimi, mi niña de toda la vida

Crecí en una familia llena de amor y de mujeres, mi papá es el único hombre de la casa y mis hermanos, los hombres de sus casas (en el momento de mi nacimiento), tuve la dicha de ser la más pequeña y todos pensarán que por eso fui la más mimada, pues así fue.

Ha sido muy difícil escribir esta entrada, seguía en borrador desde hace mucho tiempo, no entiendo porque pero al final creo que no se que parte de mi infancia me gustaría compartir, si la divertida donde me encantaba jugar por las tardes con mi mamá mientras ella planchaba o quizá de cuando iba a la escuela y esperaba con ansias el final de las vacaciones para poder asistir, quizá también aquella de cuando en mis primeras visitas a la playa el mar me  recibió con abrazos salados y arena en el cabello.

La cuestión aquí es lo complicado que se volvió, porque Mimi es parte de mi hasta ahora y la mayoría del tiempo es la que radica en mi ser, tanto así que me rehuso a crecer sin ella, es tan importante poder escucharle y serle fiel, cuando tengo que decidir, Mimi es muy servicial, no sabe estar quieta, pero es muy berrinchuda y eso es un poco complicado ahora en mi vida adulta.

Creo que ahí radica el dilema cuando se trata de hablar de ella, la cuido tanto que creo, como siempre que la estoy asfixiando.

Que tan en paz tienes a tu niño interior ?

Nota: este post se termino de imprimir en Disneyland París…. Alguien  esta muy feliz hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s